Duruelo de la Sierra goza de una gran riqueza paisajística en su entorno natural. El visitante podrá disfrutar de cada uno de sus bellos y emblemáticos parajes en cualquier época del año.

 

  • Pico de Urbión:

El Pico de Urbión corona la provincia de Soria con sus 2.229 metros de altitud, haciendo de vértice entre ríos y comarcas. Desde su cumbre se ven las sierras de la Demanda, Cebollera, Cameros, Moncayo, Cabrejas… En días claros se divisan también los Pirineos y el Sistema Central.

Desde las cimas del Urbión, el visitante podrá disfrutar también de otros parajes destacados, como Peñas Claras, la Laguna Larga o la Laguna de Urbión, donde el río del mismo nombre inicia su descenso por un hermoso valle ya en la provincia de La Rioja.

 

 

A los pies del pico emanan aguas de ambas vertientes, hacia el Ebro desciende el río Urbión y hacia la meseta castellana descienden los rííos Revinuesa y Duero. De ahí el porqué de su nombre; "Urbión" significa "ambas aguas".

 

Acceso:

 

El ascenso al Pico de Urbión puede realizarse desde Duruelo, bien a través del GR 86 que parte del mismo pueblo y discurre por caminos y parajes de gran belleza, o bien en coche enlazando con el mismo GR hasta Peñas Blancas. También desde la Laguna Negra, en un itinerario a pie que atravesará los farallones del circo glaciar y se internará por praderas y pedregales hasta el pico.

 
  • Nacimiento del Río Duero, Fuentes del Duero:

La localidad cuenta con un aliciente natural de singular belleza y especial significado tanto para España como para Portugal. Se trata del nacimiento del río Duero, muy cerca del Pico Urbión en un lugar denominado "Fuente del Duero". Se encuentra a 2.140 metros de altitud y su acceso está señalizado con un cartel

 

Nacimiento del río Duero

 

 

 

Llegar hasta allí no es fácil, pero merece la pena disfrutar de los maravillosos paisajes y de sus aguas discurriendo entre pinos centenarios, hasta que son detenidas por el embalse de la Cuerda del Pozo. En su alocada carrera el Río salva un desnivel de casi 1000 metros en apenas unos 10 kilómetros.

Durante su recorrido el Duero atraviesa parajes de gran interés, pero es en su tramo alto donde se concentra mayor cantidad de sorpresas para los que se acerquen hasta sus márgenes.

 

  • Castroviejo:

En Duruelo de la Sierra se puede encontrar uno de los parajes más impresionantes de la provincia de Soria: Castroviejo, sin duda su más firme emblema.

Sin dejar volar mucho la imaginación, estas rocas labradas en la naturaleza por la erosión del viento, la lluvia, la nieve y el hielo, adoptan formas increíbles y fantásticas.

 

         

 

 

Los amplios prados otorgan al viajero un relajante lugar para realizar una parada entre bosques de hoja perenne y helechos, pero lo más importante e indispensable de esta visita es sin lugar a dudas, contemplar las vistas panorámicas desde su mirador. Ante los ojos se abre un auténtico ‘mar de pinos’ hasta el horizonte.

 

Acceso:

Desde la carretera comarcal SO-850 de Covaleda a Duruelo, a la entrada a Duruelo, tomar a mano derecha una pista forestal siguiendo un indicador. El recorrido es apto para vehículos. Desde el comienzo de la pista el recorrido es de 7 km y discurre bajo una masa de pino albar típica de la comarca pinariega. También es posible el acceso a pie siguiendo el GR 86 desde el mismo pueblo.

 

Instalaciones:

Zona de aparcamiento gratuita. Fuente natural de agua potable. Zona de recreo para comer o descansar.

 

  • Cueva Serena:

Cueva Serena es uno de los referentes de mayor interés paisajístico en Duruelo de la Sierra. Cueva formada en las rocas por donde baja una preciosa cascada de agua, paraje muy espectacular en invierno cuando se encuentra helada y en primavera que con el deshielo baja un gran chorro de agua.

 

 

 

 

 

Acceso:

Partiendo desde el propio aparcamiento de Castroviejo, si seguimos por el camino forestal, al cabo de 300 metros podremos ver a la derecha un sendero que nos conduce a la cascada de Cueva Serena.

 
  • Otros espacios Naturales :

La fuente del Berro y Peñas Blancas:

 

Si seguimos el camino forestal, dejando a la izquierda el desvío hacia Castroviejo, llegamos a un claro en el que se encuentra dicha fuente y el refugio de La Fuente del Berro. Este paraje es muy tranquilo, fresco y en sus alrededores abundan los arándanos. Desde aquí partimos hacia Peñas Blancas, es recomendable dejar el coche y emprender el camino a pie puesto que la pista se encuentra en muy mal estado.

En el paraje de Peñas Blancas ( 1.765 m ), encontraremos un refugio llamado El Bunker y un puentecillo que atraviesa el pequeño riachuelo "peñas Blancas", que se une rápidamente al Duero.

 

 

Pico de las Tres Provincias y Muñalba:

 

Desde la cima del Pico de Urbión y siguiendo la cumbre en dirección oeste nos encontramos con el Pico tres Provincias, límite entre las provincias de Soria, Burgos y La Rioja. En la misma dirección se llega al Pico Muñalba, señalado únicamente por el vértice geodésico. Si el día esta despejado las vistas son excelentes, hacia el norte en primer término, Cabeza Herrera (2.001 m) más hacia el oeste el Pico San Millán y el San Lorenzo. Hacia el este encontramos el Pico Urbión (2.229 m), Peñas Blancas (2.161 m) y Camperón (2.093 m), hacia el Oeste el Campiña (2.049 m) y hacia el sur Duruelo, Regumiel y Quintanar.

 

 

 

 

Mirador de Cabeza Alta:

 

Al sur del municipio, podemos disfrutar de un mirador impresionante recientemente rehabilitado desde donde se divisa todo la sierra de Urbión, el valle y cinco pueblos de las provincias de Soria y Burgos.

El acceso es muy sencillo. Saliendo de la localidad en dirección Burgos, a 1km aproximadamente, tomamos una carretera de montaña que discurre entre hermosos pinares y excelentes vistas de Duruelo de la Sierra y de la Sierra de Urbión.

 

 

 

 

 

  • Otros emplazamientos interesantes:

La chorla, la Caldera, El berrocal, Cuerdalagraja, raso de Entrambascuerdas, Covagrande, la Cueva del Muerto, el paso del Chalán…etc. Aparte de estos emplazamientos concretos, no hay que olvidar que los propios bosques, en cualquiera de sus puntos, tiene un atractivo muy especial. Disfrutar de un paseo en silencio entre sus pinos centenarios o descubrir como en invierno las caprichosas formas del hielo crean un paisaje a caballo entre a fantasía y lo fantasmagórico, es algo que el visitante no olvidará jamás.

 
 
 

 


Comparte esta Página